¿Cómo ordenar tu nevera en cuarentena?


Son tiempos de confinamiento, de muchas horas (casi las 24 del día) en nuestra casa en las que, quizá después de la tele, nuestro frigorífico se ha convertido en el electrodoméstico más importante de todos. Lo tenemos completo, a tope de reservas, porque somos responsables y conocemos la necesidad de no salir de casa, salvo en casos muy, muy, muy puntuales. Y para poder hacerlo, necesitamos haber hecho acopio de alimentos, de bebidas, de frutas, verduras, comida preparada, precocinada o congelada. Y, por supuesto, de la mejor carne de vacuno español, que ahora podemos disfrutar a nuestro gusto, porque tenemos tiempo de jugar a ser grandes chefs.

Pero claro, tanto alimento y tanta sobra de comida, hacen que sin quererlo nuestro frigo parezca más el camarote de los hermanos Marx que ese lugar mágico al que queremos ir cada vez que el hambre (o la gula) aprieta. Por eso, queremos darte algunos tips para que ese oasis placentero de comida y bebida esté, sencillamente, ordenado como el armario del anuncio de IKEA.

El orden, según la temperatura de conservación de nuestros alimentos.

Si empezamos por las baldas superiores, debemos recordar que son las reservadas a la repostería, por un lado, y a la carne y el pescado. Ocupan el lugar más privilegiado de nuestro preciado electrodoméstico, junto a los tápers que esconden sabrosas sobras de comidas anteriores.

La siguiente bandeja es la que ocupan los quesos y derivados. Los yogures, las cuajadas…, que comparten protagonismo con mermeladas, conservas que necesitan frío o similar. Y, ya debajo, en la zona de cajones, la preservaremos para frutas y verduras, mejor si prescindimos del plástico o las bolsas donde venían.

Si queremos tener ordenada la puerta de la nevera, lo recomendable es situar los huevos en la parte superior de la puerta. Debajo, mantequillas, salsas y otros aliños para nuestra comida. Y en la zona de debajo de la puerta, más alta que las demás, las bebidas. El agua fría, la leche, los refrescos, zumos y otras bebidas como el vino.

tae-in-kim-jivmv9hE6bM-unsplash
Group of friends making barbecue in the backyard at dinner time

¿Y el congelador? Lo más importante es no mezclar los sabores, especialmente el pescado con el resto, por lo que lo separaremos de, por ejemplo, nuestra carne de vacuno y otras carnes que queramos congelar. Y también conviene no mezclar con comida congelada, como verduras o comidas preparadas. Tampoco conviene mezclar los sabores con, por ejemplo, los hielos y los helados, para que los sabores no se junten. Todo esto con el fin de no alterar los nutrientes y calidad de los alimentos. Para descongelarlos correctamente también hay que seguir un procedimiento adecuado, te recomendamos nuestro post ¿Sabes cómo congelar y descongelar la carne de forma adecuada? con los consejos para mantener la calidad en ese proceso.

Y unas últimas recomendaciones con nuestro querido frigo. No comprar más de la cuenta, siempre considerando cómo es el que tenemos en la cocina, no con el que soñamos tener. Saber que este orden correcto de los alimentos nos va a ayudar a que se mantengan mejor, además de ahorrarnos energía al repartir temperaturas. Y, también importante, mantenerlo limpio por dentro y por fuera, tan fundamental en estos tiempos de coronavirus y de extremar la propagación del virus.

 

Te puede interesar…

blog4
Cinco trucos para aprovechar tu compra al máximo
carrusel-blog3
¿Invitados en casa? Te damos algunos consejos para no fallar