El sector ganadero auna fuerzas contra el cambio climático

Amigos del vacuno, hoy compartimos un post que nos hace especial ilusión. Porque las organizaciones interprofesionales del sector, aunando esfuerzos, acaban de anunciar un acuerdo para reducir un 30% sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en los próximos años, como reiteración de su firme compromiso con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, y con motivo de la Cumbre sobre el Cambio Climático COP26, celebrada recientemente en la ciudad escocesa de Glasgow.

Los cálculos del IPCC (Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) estiman que, en un año, se emiten 51.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera. La FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, afirma por su parte que todo el vacuno del planeta libera en el mismo periodo de tiempo 3.000 millones de toneladas de CO2, y estima que solo un 5,9% del total de emisiones son producidas por nuestro sector. Los estudios de la FAO tambien arrojan que el 80% de las emisión de gases procedentes de ganadería tienen su origen en países en vías de desarrollo. En concreto, en España, los datos del Ministerio de Transición Ecológica concluyen que, en nuestro país, el sector de la carne de vacuno provoca un escaso 3,6% de las emisiones totales de GEI.

Se estima que el metano que emite el ganado vacuno en España y en Europa dura 10 años en la atmosfera, antes de ser absorbido mayoritariamente por las plantas en fotosíntesis. Por ello, las seis organizaciones interprofesionales del sector: ASICI (Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico); AVIANZA (Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola); INTERCUN (Organización Interprofesional del Sector Cunícula); INTEROVIC (Organización Interprofesional del Ovino y Caprino); INTERPORC (Organización Inteprofesional Agroalimentarial del Porcino) y PROVACUNO (Organización Interprofesional Agroalimentaria de la Carne de Vacuno) se han comprometido en un plan de reducción de gases, especialmente de metano, con una apuesta por una gestión ganadera más eficiente y un fomento de dietas más equilibradas y la aplicación de criterios de sostenibilidad y digitalización en los procesos productivos.

Cerca de 1.200 millones de euros de inversión para reducir emisiones.

El plan involucra inversiones de hasta 600 millones de euros en el ámbito de la producción ganadera y 542 millones en las industrias del sector, con la participación de 1.689 empresas y ganaderos de todas las Comunidades Autónomas, de las que el 73,6% son pymes.
Para la consecución de dicho objetivo, se han diseñado un total de 529 proyectos para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, 724 propuestas para reducir las emisiones de amoniaco en las instalaciones, 220 cuyo objetico es reducir las emisiones en el transporte, y 110 sobre otros aspectos, siempre relacionados con la sostenibilidad.

Todo este plan que se está desarrollando para contribuir a la solución a los problemas de cambio climático que afronta nuestro planeta forma parte importante de un proyecto estratégico sectorial ligado a los fondos europeos.

Sin duda, un importante paso al frente por parte de toda la cadena ganadera, que no se conforma con intenciones sino que lleva a cabo acciones e iniciativas que muestran su responsabilidad a la hora de proteger el medio ambiente y cuidar del medio ambiente. Este proyecto influirá también en el progreso y desarrollo para la sociedad, a través de creación de empleo y riqueza y con la mejora de la salud de las personas.

Te puede interesar…

blog4
La importancia de comer carne de vacuno en la edad adulta
carrusel-blog3
¿Cuántas veces debo comer carne a la semana?