La carne de vacuno también en conserva


Es cierto que la mayoría de la población identifica los alimentos en conserva con productos como los pescados: sardinas, mejillones, berberechos… que tan buen resultado ofrecen, o con distintos tipos de verduras y legumbres. Pero, amigo fan del vacuno, debes conocer que la carne de vacuno en conserva es una opción muy atractiva y sencilla para momentos puntuales, y resulta igual de deliciosa.

Conviene que tengas claro que las conservas son productos frescos que han sido cocinados, esterilizados y colocados en un envase herméticamente cerrado para ser conservados durante mucho tiempo. Su característica más importante es que, de esta forma, se destruye cualquier microorganismo a través de su tratamiento térmico, (el típico baño María, vaya), y que, además, permite mantener intactas todas las propiedades nutritivas del producto. Las conservas se pueden almacenar a temperatura ambiente, durante largos periodos de tiempo, incluso años, por lo que conservar alguna en la alacena puede sacarte de más de un apuro.

Para los escépticos, este post está enfocado en darte ideas de recetas tremendamente sencillas, pero igual de ricas, con carne en conserva, porque, es un hecho, no queremos renunciar a la carne de vacuno en ninguna de sus variadísimas formas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tacos mexicanos.

En una sartén, salteamos pimiento, cebolla y un diente de ajo con un chorrito de aceite de oliva. Una vez que estos ingredientes se hayan cocinado un poco, añadimos salsa picante al gusto, la carne picada de vacuno en conserva, aceitunas picadas y, cómo no, queso.
Mientras, calentamos las tortillas en otra sartén con el fuego bajo, para, finalmente, rellenarlas estas con todos los ingredientes anteriormente cocinados. Tacos listos para que los disfrutes, con más o menos salsa picante. ¡Más sencillo no te lo podemos poner!

Wok al estilo oriental.

En primer lugar, salteamos las patatas semihervidas previamente en una sartén con aceite de oliva. Agregamos a continuación cebolla, pimiento, apio y un diente de ajo, y procedemos a darle sabor con un poquito de comino y orégano. Mezclamos después estos vegetales con media pulpa de tomate y añadimos media taza de agua fría.

Cuando los vegetales estén hechos completamente, agregamos la carne en conserva, aceitunas y un poco de cilantro. Mezclamos muy bien todo, y tendremos un wok exquisito, para comer solo o acompañado de, por ejemplo, arroz.

 

Un sándwich rápido.

Vale, es algo muy básico, y no vamos a ilustrar a nadie sobre cómo hacer un sandwich, pero es que puede sacarte de un gran apuro en esos días en los que el hambre aprieta de lo lindo. Por eso, ten a mano tu pan preferido, tu carne en conserva, por ejemplo, de roast beef, y demás ingredientes fijos para este plato, como tomate, lechuga, huevo, cebolla y demás. Solo tendrás que decidir si quieres tomar la carne fría o templada y construir tu sándwich ideal con ella. ¡Para gustos, los colores!

Salteado con pasta.

Cocinamos la pasta y, cuando queden algunos minutos de cocción, añadimos guisantes y zanahoria. Mientras tanto, en otra olla con aceite caliente a fuego medio ponemos una cebolla picada y la pochamos. Una vez la tengamos lista, bajamos el fuego y añadimos salsa de tomate, una taza de leche desnatada y tres cucharadas de mostaza, y lo cocinamos todo durante cinco minutos, mas o menos, mientras vamos removiendo todos los ingredientes añadidos.
Por ultimo, colocaremos la pasta y los vegetales hechos en una misma fuente con un poquito de aceite por encima, a la que, cómo no, acabaremos añadiendo la carne de vacuno en conserva, y volveremos a mover para terminar de mezclar todos los ingredientes. Para finalizar, condimentaremos nuestro plato al gusto con sal, pimienta y queso rallado.

Estos son solo varios ejemplos que te proponemos con algunas de las sencillísimas recetas para que le dejes de temer a la carne de vacuno en conserva y veas que, hasta a los platos más básicos, se les puede dar el toque carnívoro en cualquier situación con un poco de imaginación. Ahora, ¡a disfrutar y buen provecho!

 

 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar…

blog4
¿En qué punto debemos comer la carne de vacuno?
carrusel-blog3
¿Dónde se come el mejor rabo de toro en Córdoba?