Los mejores pepitos de carne de vacuno para un delicioso día de picnic

El buen tiempo ya está aquí, queridos fans del vacuno, con los días cada vez más largos y las temperaturas más y más agradables. ¿A quién no le apetece pasar el día fuera de casa y organizar un picnic al aire libre? ¿Y si preparamos un delicioso pepito de ternera, el más castizo de los bocadillos, para alimentarnos en nuestra escapada?

Por si os preguntáis de donde viene el nombre de este famoso bocata, se originó en un bar en Madrid en los años 50 cuando un cliente llamado Pepe pidió que le prepararan un bocadillo con medio filete de carne y, al parecer, se convirtió en costumbre. Así, cuando otros clientes del bar lo pedían, la frase era: “¿Me preparas un bocadillo como el de Pepito?”. Y con ese popular nombre lo bautizaron.

Un clásico lleno de sabor que nunca falla.

Fans del VacunoLa versión más tradicional del pepito de ternera que se puede comer a todas horas es muy fácil de cocinar. El truco para que nos quede sabroso es elegir un pan que sea tierno y crujiente a la vez y que nuestra carne de vacuno tenga un poco de su propia salsa para darle más jugosidad.

Para su preparación, ponemos la carne con un poco de aceite en un sartén y, mientras hacemos el filete, calentamos el pan en el horno o en una plancha. Y cuando los filetes estén hechos a nuestro gusto, les añadimos la sal. Después, abrimos el pan, ponemos un poco de la salsa que nos ha quedado al hacer los filetes, metemos nuestra carne de vacuno, cerramos y ¡a disfrutar!

Al gusto con nuestros ingredientes favoritos.

A esta versión clásica podemos añadirle nuestro queso favorito: un semi curado, uno de cabra para un sabor más intenso o el que más nos apetezca. Otra buena idea son unos apetitosos pimientos verdes fritos, unas tiras de bacon, jalapeños en rodajitas… Y acompañarlo de nuestra salsa predilecta, como mayonesa o mostaza. Lo ideal es añadir estos ingredientes justo al terminar el filete para que, al juntarse, el queso se derrita un poco con el calor y que lo demás ingredientes cojan el jugo de la carne. ¿Hay algo más irresistible?

¿Os atrevéis con la versión más gourmet?

Esta versión la prepararemos con un pan de chapata que tostaremos previamente con un poco de aceite en una sartén y reservamos. En esa misma sartén, doramos 1 diente de ajo en láminas y retiramos. Después, marcamos nuestra carne de vacuno por ambos lados y salpimentamos. Aliñamos un poco de rúcula con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y una cucharada de miel y guardamos. Restregamos el pan con un tomate, un chorrito de aceite oliva virgen extra y añadimos sal y pimienta al gusto, incorporamos un poco de mostaza y 50g de cebolla caramelizada. Sobre la cebolla, colocamos 4 pimientos de piquillo confitados y cubrimos con nuestra carne de vacuno.

Para terminar, añadimos un toque de lascas de trufa y unas hojas de rúcula acompañadas de ajos fritos. Tapamos con el pan y lo servimos calentito. ¡Un bocadillo delicioso!

¿A qué estáis esperando, amigos? Preparar ya vuestra mejor versión del pepito de carne de vacuno, coger vuestra manta de picnic y salir a disfrutar… con precauciones, ya sabéis.

Te puede interesar…

blog4
La importancia de comer carne de vacuno en la edad adulta
carrusel-blog3
¿Cuántas veces debo comer carne a la semana?