¿Nos hemos habituado a comprar online nuestra carne de vacuno


Hoy abordamos un tema que está de máxima actualidad y que hemos incorporado a nuestra rutina diaria a pasos agigantados como consecuencia de la necesidad que nos ha creado la pandemia. Hablamos de la venta online, que es ya parte importante de nuestras compras, incluso diarias, y por supuesto también a la hora de adquirir la mejor carne del mundo. Y para ayudarte a que conozcas más en profundidad cómo disfrutar de las ventajas de esta modalidad de compra en pleno auge, queremos ahondar más en el asunto y averiguar si la compra online de carne de vacuno va de la mano y si el servicio para atender esta demanda es todo lo beneficioso que soñamos.

La venta online de alimentación, en números

Según un estudio elaborado por Astound Commerce, las ventas online en España alcanzarán los 45.000 millones de euros en 2021, un incremento del 24% respecto al año pasado, si bien con cierta ralentización respecto al ritmo colosal de crecimiento del +34% registrado en el 2020 debido al miedo por la pandemia. Se prevé de todas formas que el gasto medio en España se mantenga en 2021 en una media de 900 euros por persona. Más del 80% de los españoles comprará online en algún momento a lo largo de este año, y casi la mitad lo hará desde un teléfono móvil, sobre todo compras del sector de la moda y de la alimentación.

Si hablamos de alimentación, tomamos otro estudio, el llevado a cabo por ASEDAS (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados) junto con la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Complutense, y llamado Observatorio para la evolución del comercio electrónico de alimentación 2020: Hacia la proximidad digital. Y nos muestra que los principales incentivos para comprar online son la posibilidad de encontrar más descuentos y promociones que en las tiendas físicas; la opción de pagar una vez has comprobado que ha llegado todo en buenas condiciones; y el poder elegir la fecha de caducidad deseada.

Por el contrario, los motivos que suponen barreras a la hora de hacer este tipo de compras son la elección de los productos frescos in situ; la desconfianza del estado en el que se va a recibir la mercancía; y la costumbre adquirida de hacer la compra en tienda.

¿Funciona también la venta online de carne?


Los alimentos frescos, entre los que se incluye la carne, también se pueden vender por Internet como es obvio, pero constituyen una de las categorías menos comercializadas a través esta modalidad. Como hemos contado en el apartado anterior, es precisamente la posibilidad de elegir estos productos frescos en tienda física uno de los obstáculos que frenan a la gente para realizar este tipo de compras.

Sin embargo, como era de esperar, durante la pandemia los españoles han realizado compras online que antes no realizaban. El perfil de consumidor que solo compra este tipo de productos vía online ha ascendido de un 2,1% a un 3,5%. Los consumidores mixtos (aquellos que utilizan tanto Internet como el canal tradicional) han aumentado hasta un 27,5%, y los que únicamente compran presencialmente han bajado del 77 al 69%. Cabe destacar que estas ventas crecen por encima del 55% respecto al año 2019, pero aun así no constituyen un apartado especialmente relevante respecto al total.

Misma seguridad y calidad que si compraras “en tienda”

“No debe existir diferenciación alguna”, aseguran los comercializadores y las asociaciones de consumidores. La venta tanto de productos cárnicos como del resto de alimentos que se comercializan a través de Internet debe cumplir los mismos requisitos que se exigen para su venta en tiendas físicas. Los criterios, por lo tanto, se basan en proporcionar una “información clara y veraz” al consumidor, cumpliendo así las normas de higiene, de seguridad alimentaria y de calidad del canal tradicional.

Sin duda la situación de emergencia sanitaria ha supuesto probablemente el impulso definitivo a las compras online de alimentación y de carne en particular. Aún así, es cierto que sigue existiendo cierta reticencia a ello por no poder elegir el producto fresco presencialmente, pero como acabamos de aclarar previamente, podemos estar completamente tranquilos al respecto, ya que las condiciones de higiene y calidad cumplirán con las altas exigencias que también cumple la carne que adquirimos en cualquier tienda presencial.

Te puede interesar…

blog4

Así trabajan las “vacas bombero” en la prevención de incendios

carrusel-blog3

Conoce la Comunidad con mayor censo de vacuno