Cinco razones por las que
incluir la carne de vacuno en tu dieta


La carne de vacuno es una parte fundamental de una dieta equilibrada y se trata de uno de los productos más demandados y que sitúan a la gastronomía española como referente a nivel mundial. Si todavía no sabes por qué, hoy te damos las cinco razones más destacadas por las que deberías incluir a la carne de vacuno en tu alimentación.

1. Fuente de hierro: La carne de vacuno cuenta con una serie de beneficios nutricionales básicos. Si hablamos de los minerales que aporta, destaca el hierro y sus propiedades. Además, el 58% es hierro hemo absorbible fácilmente por el intestino. En nuestro país, existe un consumo deficitario de hierro, sobre todo en mujeres y niños, quienes necesitan un aporte adecuado de este mineral para prevenir patologías como la anemia.

marion-michele-hOj3-0lTK8E-unsplash

2. Vitaminas para fortalecer nuestro organismo: Entre las proteínas que aporta la carne de vacuno destacan las vitaminas del grupo B, implicadas en el metabolismo de grasas y proteínas y que ayudan al funcionamiento del sistema nervioso, el sistema inmunitario y la disminución de la fatiga. Cabe destacar que la B12 solo está presente en alimentos de origen animal y se relaciona con la producción de glóbulos rojos y de nuevos tejidos.

3. Seguridad alimentaria: Cada animal en nuestro país está trazado exhaustivamente para poder seguirlo y conocer dónde está en cada momento. De esta forma, se garantiza el control de calidad y la seguridad a lo largo de todo el proceso de producción y comercialización. Así, el consumidor dispone siempre de productos sanos, seguros y de gran calidad. Cabe destacar que en España, todo el sector de vacuno de carne trabaja bajo los requerimientos del modelo de producción europeo que marca la UE.

4. Un alimento imprescindible en la Dieta Mediterránea: El consumo de 70 gramos al día de carne, como recomiendan las autoridades europeas de salud pública, garantiza la toma de proteínas necesarias para el crecimiento, el mantenimiento y la reparación de los tejidos corporales. La carne de vacuno aporta los ocho aminoácidos que requieren los adultos y los nueve que necesitan los niños. En este sentido, debemos destacar la ternera, la carne de vacuno más digerible y que puede cocinarse de diferentes maneras, con multitud de preparaciones y recetas: en guiso, sartén, cocinada en la parrilla o al horno. Hay que tener en cuenta que la composición nutricional de la carne varía en función de la pieza que se consume, la edad del animal en el momento del sacrificio y la alimentación que haya tenido a lo largo de su vida.

5. Calidad, jugosidad y exquisitez: El 75% de los españoles valora positivamente la carne de vacuno, lo cual se traduce en que sea la carne preferida según el “Estudio de opinión sobre la imagen y los hábitos de consumo de la Carne de Vacuno” de Sigmados. Este alimento ha sido desde siempre un pilar fundamental para los chefs más destacados a nivel mundial, que permite cocinar recetas como el Tataki de lomo bajo que prepara el chef Javier Aranda en los restaurantes La Cabra y Gaytan; el Aliño de lomo de Kisko García, chef del restaurante Choco; o el Solomillo de buey adobado con consomé de rabo de vaca y encurtidos, de Fran Martínez del Restaurante Maralba.

Te puede interesar…

blog4

Steak Tartar de Julius

carrusel-blog3

Por qué la carne de vacuno es necesaria en una dieta equilibrada