¿Cuánta carne debe comer un niño?


Si eres madre/padre coincidirás en la preocupación por controlar la salud de tu hijo o hija sobre todo porque las primeras etapas de su crecimiento son muy importantes para su posterior desarrollo. Hoy te daremos las claves para fortalecer su sistema inmunitario, ayudando en el correcto crecimiento del organismo del niño a través de su alimentación.

La obesidad infantil y los productos procesados

La nutrición infantil es una preocupación a nivel mundial. Los últimos estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que la obesidad infantil ha aumentado con un total de 17,6 millones de niños con menos de 5 años con obesidad en el mundo.
Entre los factores que influyen en este incremento, destacan los hábitos sedentarios de los niños, y mantener una dieta llena de productos procesados. Ante estos datos tan alarmantes, destacamos la importancia de promover y cuidar una dieta saludable desde la infancia. Conseguir un equilibrio nutricional en las comidas que contrarresten la exposición a los azúcares, productos procesados y grasas desde los primeros años de edad.

Captura
max-delsid-zISvRUSGDfQ-unsplash

¿Por qué es tan importante la carne durante la primera infancia?

La carne de vacuno es uno de los alimentos que aporta mayor cantidad de nutrientes y energías. Se trata de una fuente esencial de proteínas, y además, aporta vitaminas esenciales como es la B3 y la B12, junto con otros minerales y aminoácidos indispensables como la sarcosina, alanina o el magnesio. Cabe destacar, que la carne de vacuno especialmente la ternera y el añojo tiene cortes muy magros con bajos porcentajes de grasa, por lo que ayuda a contribuir el control del sobrepeso infantil.

¿A qué edad debe comenzar a introducirse la carne? Los pediatras recomiendan que sea a partir de los seis meses, cuando todavía se encuentran en la etapa de lactancia. Para incorporarla, aconsejan hacerlo a través de papillas y purés escogiendo las porciones menos grasas y triturarlas junto a verduras para aumentar su aporte nutricional. En cuanto a la frecuencia durante la etapa infantil, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda alimentar al niño con 2 raciones de carne magra al día acompañada con verduras y legumbres. 

 Durante esta primera etapa de un niño, el consumo de energía es muy alto, por lo que necesitan un aporte de proteínas que le mantenga sano. Además, es importante tener en cuenta que su sistema inmunológico se encuentra en fase de desarrollo; el niño debe consumir las suficientes vitaminas y minerales que le aporta la carne de ternera para facilitar el crecimiento y la protección frente a virus y gripes, tan comunes en esta fase del crecimiento. El aporte nutricional de la carne de vacuno favorece una buena configuración del sistema inmunitario y previene numerosas enfermedades.

Beneficios nutricionales

Como hemos avanzado, la carne de vacuno contiene muchos beneficios nutricionales:

Zinc: ayuda en la sintetización de proteínas y la formación de colágeno, bueno para la rápida cicatrización. Además, interviene en la formación y mineralización ósea.
Hierro: asiste en la formación de glóbulos rojos y la acción enzimática.
Fósforo: contribuye en la formación de los dientes, huesos y el tejido muscular, además de ser esencial para el metabolismo celular.

Vitaminas del grupo B de la carne de vacuno

La carne de vacuno pertenece al grupo de alimentos que contiene mayor nivel de vitaminas del grupo B que realizan un aporte esencial para regular el metabolismo y las hormonas. También, es clave para el sistema nervioso e inmunitario, pues contribuye a la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento de las mucosas. Concretamente, se puede destacar el aporte de vitamina B3, que transforma la energía y regula el sistema circulatorio al dotar de elasticidad los vasos sanguíneos y los niveles de glucosa y ácidos grasos de la sangre. Por su parte, la vitamina B12, se encarga de realizar funciones básicas del cuerpo como la síntesis en la neurotransmisión del sistema nervioso y preservar la reserva energética de los músculos. También, contribuye al buen desarrollo y funcionamiento del sistema inmunitario.

Te puede interesar…

blog4

Cinco razones por las que incluir la carne de vacuno en tu dieta

carrusel-blog3

Filetes rusos rellenos de mozzarella