El falso mito de que la carne engorda


Cientos de mitos se escriben y se cuentan alrededor de la carne de vacuno, pero quizá ninguno sea tan engañoso como aquel que dice que la carne engorda. Así, sin más. ¿Es verdad? ¿No debemos comer carne porque engorda? ¿Debo hacerme vegetariano o vegano como única solución para adelgazar? Nada más lejos de la realidad.

Es importante partir de la base de que todo alimento, en exceso, puede ser perjudicial para la salud. Por ello, desde Fans del Vacuno siempre recomendamos llevar una dieta saludable y equilibrada, en la que, por supuesto, tenga presencia la carne de vacuno, mejor incluso si es de origen español. Y que la compaginemos con un estilo de vida activo o, al menos, nada sedentario.

Como ya te contamos en el post sobre las propiedades nutricionales de la carne de vacuno, la carne aporta importantes dosis de vitaminas, como la B12, B3 o B6, entre otras, además de minerales como zinc o hierro, vitales para nuestro organismo. Y supone una proteína de excelente calidad de la que se puede obtener creatina y carnosina, componentes que actúan incrementando nuestros niveles de energía y también como antioxidante, respectivamente.

Bone In Rib Eye row Steak and knife
carrusel-blog1
  • ¿La carne de vacuno engorda? Muchos mitos y poco rigor

Pero hablemos del mito. Cuando hablamos de alimentación debemos ser conscientes que el aumento de peso no viene dado por el consumo de un alimento específico, sino de cómo integramos los distintos alimentos en nuestra dieta.

Es importante que tu dieta esté equilibrada con proteínas magras, procedentes de la carne y del pescado, además de vegetales, legumbres, frutas y mucha, pero que mucha agua. Y es importante señalar que la forma en cómo preparas tus alimentos influye muchísimo en sumar kilos: nunca será lo mismo comerte un chuletón asado que freírlo con aceite, lo que sumará muchas calorías innecesarias.

Otro de los mitos “clásicos” asociados a la carne roja es que sube el colesterol.  Muchas personas afirman que, si consumen carne roja a menudo, su colesterol se verá incrementado. Hay que matizar que, sin bien, nada es bueno en exceso, el colesterol no siempre es malo. De hecho, es una sustancia fundamental para nuestro cuerpo. Son las grasas saturadas las que aumentan el colesterol. El colesterol ‘bueno’ nos protege de la acción del ‘malo’, por lo que su aumento en el cuerpo nos protege contra muchas enfermedades.

Otro de los grandes mitos de la carne roja es el que dice que se digiere mal en nuestro organismo porque no estamos preparados para digerir carne. Más allá de que llevemos millones de años consumiendo carne y sobre todo en el último siglo de una forma muy cuidada y cocinada de forma óptima, es completamente falso que se digiera mal en nuestro organismo o que no estemos preparados para consumirla. Las carnes rojas son procesadas por las enzimas y los ácidos gástricos, haciendo que se descompongas totalmente igual que la mayoría de los alimentos y con un nivel de desechos similar a otros alimentos.

Si eres un Fan de Vacuno, sabes que puedes disfrutar de una buena carne en su justa medida. AECOSAN, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, asegura que lo saludable es menos comer carne al menos 2-3 veces por semana.

Así que, fans del vacuno, te animamos a disfrutar de tu carne favorita, siempre desde el equilibrio y la conciencia de una visión equilibrada de tu alimentación. Para ello, te invitamos a que eches una ojeada nuestras recetas, te inspires y sorprendas a tu familia.

Te puede interesar…

blog4
La importancia de comer carne de vacuno en la edad adulta
carrusel-blog3
¿Cuántas veces debo comer carne a la semana?