¿Sabes cómo congelar y descongelar la carne de forma adecuada?


Seguro que te ves en la tesitura de tener que congelar y descongelar carne casi todas las semanas. Pero, ¿sabes cómo hacerlo de forma correcta? Aprender a hacerlo bien es muy importante para asegurarnos de que vamos a consumir la carne de forma adecuada, evitando problemas de calidad y salud.

Congelar carne de vacuno en crudo

Para congelar carne en crudo tienes dos opciones. Puedes utilizar los envases donde se incluye la carne al comprarla en el supermercado o pedir en la charcutería que te la envasen al vacío. Otra opción son las bolsas individuales de congelación, que te permiten congelar la carne por partes y de esta forma no descongelarás toda a la vez. Además, es importante añadir una etiqueta donde escribas la fecha de congelación para que no permanezca más de dos meses. Tras esta fecha ya no se asegura su buen estado.

Si son piezas muy pequeñas o no tienes a mano una bolsa de congelación, puedes hacerlo con papel de aluminio, pero tendrás que cerrar muy bien todos los huecos para que el frío no queme la carne. Además, tendrás que añadir también una etiqueta.

 

tae-in-kim-jivmv9hE6bM-unsplash
Cita congelar carne

¿La carne ya cocinada se congela de otra forma?

Sí, congelar carne de vacuno ya cocinada tiene un proceso diferente. Lo mejor es congelarla directamente en un tupper que cierre herméticamente y aísle de la humedad. En el caso de que la pieza sea muy grande, te recomendamos cortarla y congelar los condimentos y salsas en una fiambrera aparte.

Cómo descongelar la carne

Ahora que ya conocemos cómo es el proceso de congelación, llega el momento de descongelar la carne. Sigue estos pasos y te asegurarás disfrutar de la carne sin perjudicar su calidad y nutrientes:

  1. Es importante que planifiques el proceso de descongelación, ya que lleva algo de tiempo. Siempre debes congelar la carne en la nevera, sin romper la cadena de frío.
  2. Elige la pieza (intenta que sea la más antigua) y déjala en la parte más fría de la nevera durante 12-24 horas. Así, aseguras que el proceso de descongelación sea lento y que los cristales de hielo se deshagan sin perder nutrientes.
  3. Una vez completado el proceso de descongelación, recuerda que la carne de vacuno tiene que ser cocinada en las siguientes 24 horas para mantener un buen estado.

¡No tengo tanto tiempo!

Si te ha pillado de improvisto y necesitas descongelar la carne de forma rápida, tranquilo, tienes dos opciones, aunque menos recomendadas.

  1. Si la pieza está congelada en un envase hermético, sumérgela en agua fría durante periodos de 30 minutos. Es importante comprobar que no pueda entrar agua al envase, sino, podrían desarrollarse microorganismos y bacterias que le afecten.
  2. La segunda opción es utilizar el microondas. Si tienes opción, te recomendamos que uses la función específica de descongelar (para evitar que se cocinen los bordes). Si no tienes esta función, elige la potencia más baja (en tandas de un minuto) y recuerda ir girando la pieza.

Cuando la carne ya esté descongelada, tanto si has optado por descongelarla en agua fría como en el microondas, déjala reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente antes de cocinarla. Y muy importante, ¡recuerda no volver a congelar una pieza ya descongelada!

tae-in-kim-jivmv9hE6bM-unsplash
Cómo congelar y descongelar la carne

Te puede interesar…

blog4

¿Sabes cómo cocinar el mejor filete de ternera?

carrusel-blog3

Carne madurada, el Santo Grial de la carne de vacuno