Los cortes ideales de carne vacuno para triunfar en una barbacoa


El reunirnos (con precaución) con nuestros amigos y familiares es uno de los planes típicos de verano. Y hay pocas ideas mejores para disfrutar de esta época con ellos que una barbacoa, además de ser una perfecta excusa para reunirnos a todos en torno a la mesa, algo muy nuestro.
Por eso, te hemos preparado una lista con los mejores cortes de carne de vacuno para barbacoa, para que tengas claro cómo triunfar y disfrutar de la mejor carne de vacuno. Aquí te los dejamos:

 

CHULETÓN.

No podía faltar uno de los preferidos y clásicos por excelencia. Es un corte perfecto para barbacoa, puesto que, gracias a la grasa que tiene infiltrada cerca de la costilla, resulta mucho más jugosa y sabrosa que otras piezas. Procede del lomo alto y hará seguro las delicias de los más carnívoros. También podemos hacer mención igualmente a las chuletas, cuya diferencia redunda exclusivamente en el tamaño. El chuletón, obviamente, es la parte superior de ese delicioso costillar que tan bien se entiende con las brasas.

VACÍO

El corte de vacío se saca de la falda de vacuno, junto a las costillas. Suele necesitar un poco más de tiempo en hacerse, porque es un poco más fibrosa de lo normal, pero ofrece una excelente jugosidad. Es perfecta para barbacoa gracias a las dos capas de grasa externa con las que está recubierta. Es un corte tradicional de los asados argentinos, que poco a poco va tomando presencia en nuestras parrilladas.

CHURRASCO

El churrasco, o como es conocido en las parrillas argentinas, “tira de asado”, es un corte perfecto para deleitar a los invitados de tus barbacoas. Proviene de la falda de ternera cortada transversalmente, es decir, sin seguir la forma de la costilla. Es, además, bastante económico y, aunque un poco más duro que otras partes de la ternera, su grasa y el hueso que contiene le proporcionan el toque perfecto para darle un sabor espectacular a nuestra parrilla.

 

tae-in-kim-jivmv9hE6bM-unsplash
Group of friends making barbecue in the backyard at dinner time

Y, como bonus track, un consejo para cualquiera de estas deliciosas piezas de carne de vacuno Es muy importante que no le eches sal a la carne antes de ponerla en la barbacoa. Mucho mejor si esperas a que esté casi cocinada o, incluso, una vez la tengas emplatada para que conserve su jugo y, así, cada uno podrá también ajustar la sazón a su gusto.

Después de darte todas estas pistas, queda de tu mano ahora encargarte de comprar una buena pieza de nuestra carne para acabar de completar la barbacoa perfecta. Así que no nos queda más que desearte ¡buen provecho!

ENTRAÑA

Este es otro corte tradicional de la cultura gastronómica argentina. Es un músculo que corresponde a la parte exterior del diafragma del animal, localizado en el interior de las costillas del animal. Es una pieza alargada y destaca por las capas de grasa que la recubren. Esto hace que sea ideal para cocinar a la parrilla, una pieza muy versátil que sorprende por su sabor y lo tierna que resulta en las ascuas.

SOLOMILLO

El solomillo es una pieza muy apreciada por los amantes de la carne. Además de contar con muchas propiedades nutricionales, son piezas muy tiernas y jugosas, con un sabor bastante intenso e inolvidable a paladar. Es un músculo proveniente de la parte interna del lomo bajo, protegido por las costillas. Al ser una parte larga, podemos obtener diversos cortes de esta misma pieza. La parte central y la cabeza del solomillo son las más indicadas para cocinar en nuestra barbacoa.

ENTRECOT

De origen francés, este corte proviene de “entre costillas”, “entre” y “côte” (costillas). Se saca del lomo, tanto alto como bajo, y son piezas bastante grandes, perfectas para barbacoa por la grasa que también tiene infiltrada y que le da una jugosidad increíble. 

Te puede interesar…

blog4
Cinco trucos para aprovechar tu compra al máximo
carrusel-blog3
¿Invitados en casa? Te damos algunos consejos para no fallar